La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) organiza cada año sus Sesiones Científicas, un encuentro mundial para presentar los últimos avances científicos relacionados con la salud cardiovascular. Este año ha llamado la atención de los expertos reunidos en Filadelfia un estudio sobre alimentos ultraprocesados.

Investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos han descubierto que por cada aumento de un 5% en las calorías de los alimentos ultraprocesados ​​que come una persona, hay una disminución equivalente en la salud cardiovascular general.

Los alimentos ultraprocesados son los que contienen ingredientes ya procesados, que no son frescos ni se pueden identificar en su presentación final. Por lo tanto, están hechos de sustancias extraídas de los alimentos, como grasas, almidones, grasas hidrogenadas, azúcares añadidos, almidón modificado, sabores artificiales, colorantes o emulsionantes. Estamos hablando de refrescos, galletas, bollería, dulces, snacks, carnes procesadas como las de las hamburguesas y los nugget de pollo, embutidos, sopas en polvo, chucherías, etc.

Peor salud

Más de la mitad de las calorías que ingiere un estadounidense proceden de alimentos ultraprocesados, según este estudio. La investigación diferencia entre los extremos: quienes basan sus comidas en ellos (porque representan más del 70% de las calorías que ingieren), y quienes no (menos del 40% de sus calorías). Los primeros tienen la mitad de probabilidades de tener una buena salud cardiovascular de acuerdo con los criterios de la American Heart Association.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos utilizaron datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES, por sus siglas en inglés) recopilados entre 2011 y 2016. Los investigadores revisaron los resultados de 13.446 adultos mayores de 20 años.

Importancia de la dieta

«Las dietas saludables juegan un papel importante en el mantenimiento de un corazón y vasos sanguíneos saludables», afirmó Zefeng Zhang, epidemiólogo de los CDC, en una nota de prensa de la asociación. En este caso, “comer alimentos ultraprocesados ​​supone relegar alimentos más saludables que son ricos en nutrientes, como frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras, que están fuertemente vinculados a la buena salud del corazón”.

Además, “los alimentos ultraprocesados ​​a menudo son ricos en sal, azúcares, grasas saturadas y otras sustancias asociadas con el aumento del riesgo de enfermedades del corazón «, añadió el experto responsable del estudio.

Según recuerdan los especialistas, la salud cardiovascular está definida por determinados niveles de presión arterial, colesterol y glucosa en sangre. A esto hay que añadir la necesidad de mantener una buena nutrición a diario, la ausencia de tabaco, un peso corporal saludable y una actividad física adecuada.

Mejoras diarias

«Este estudio subraya la importancia de desarrollar una dieta más saludable mediante la eliminación de alimentos como bebidas azucaradas, galletas, pasteles y otros alimentos procesados», señaló Donna Arnett, ex presidenta de la American Heart. «Hay cosas que se pueden hacer todos los días para mejorar la salud. Por ejemplo, comprar una barra de pan que sea integral en lugar de la de pan blanco o sustituir una hamburguesa por pescado una vez o dos veces por semana. Hacer pequeños cambios puede contribuir a mejorar la salud del corazón», aseguró.

myHEALTH WATCHER te ayuda a elegir

La app myHEALTH WATCHER nos puede ayudar en la elección, ya que analiza los productos de alimentación y evalúa el impacto que tienen sobre nuestro perfil de salud. Basta con escanear el código de barras de los productos para elegir lo más saludable de forma personalizada. A menudo, los ultraprocesados obtienen una peor resultado, ya que en términos generales resultan menos saludables, tal y como vuelven a mostrar los estudios.